El factor humano, dentro de las interacciones con los clientes

Vivimos en un mundo en el que las relaciones humanas parecen enfriarse, con mucha dependencia a la comunicación tecnológica y a las distancias. En este sentido, la actividad de atender a los clientes parece correr peligro y afectarse por este fenómeno social. Es más importante que nunca, que las relaciones con los clientes salvaguardan el valor de la humanidad, la empatía, y el objetivo que todo lo anterior conlleva para consolidar una venta, y una relación amigable con la marca que se esté representando. Es verdad que las relaciones a distancia tienen sus ventajas transculturales y que rompe barreras del idioma por medio de muchas herramientas de tecnologías innovadores, pero el precio a pagar es la frialdad de las relaciones humanas cara a cara.

curso de atencion al cliente

El gran problema de la atención al cliente máquina-persona

Es normal hoy día consignar una compra de producto o servicio interactuando con una máquina, un proceso automático que deviene de un catálogo con opciones tentadoras y de interés. Pero, un problema se avista al horizonte del proceso de venta, y es que muchas dudas y sentimientos del cliente escapan de la comprensión de la máquina. A día de hoy, una persona puede comprar un suéter visto en una foto, pero no infiere al tenerlo en sus manos que la textura de la tela no sería de su agrado. Además, no siempre es satisfactorio para el cliente un producto, porque los cambios de opinión pueden ser de un instante a otro sin previo aviso.

Las mejores empresas, contarán siempre con atención al cliente persona-persona

Para salvar a los clientes en medio de estas quejas y contradicciones sentimentales hacia el producto, están los especialistas que realizan periodicamente curso de atencion al cliente para poder interactuar de forma correcta con el cliente, recibiendo correos, llamadas, o atender por chats emergentes. Es un elemento de cercanía y comprensión a las quejas que le da una victoria a la atención convencional, durante tiempos que parecen querer apartarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu